Jueves 19 de Octubre, 2017

Pedro Manuel Salado, un ejemplo del amor a Dios y al prójimo

Misiones

El próximo 22 de octubre la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Misiones, el Domund. Como cada año, nos acordamos de todos aquellos misioneros que salieron de nuestra diócesis para atender y dar sus vidas, en ocasiones literalmente, por los que más lo necesitan.

Es el caso de Pedro Manuel Salado, misionero del Hogar de Nazaret, y natural de Chiclana de la Frontera, que el 5 de febrero de 2012 dio su vida por salvar a unos niños. Estando los niños jugando en el agua, cerca de la orilla de una playa de Esmeraldas (Ecuador) un remolino arrastró a siete de ellos mar adentro. El hermano Pedro no dudó en lanzarse al agua, diciendo "tengo que salvar a mis niños", y los fue sacando uno a uno, con la mala fortuna de fallecer en la orilla exhausto tras sacar a los dos últimos niños.

Con este gesto, Pedro Manuel Salado, nos recordó hasta dónde puede llegar el amor a Dios y al prójimo, haciendo gala del lema de la Familia del Hogar de Nazaret: "Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto" (Jn 12,24).

Pedro Manuel Salado de Alba, nació, en Chiclana de la Frontera, el 1 de enero de 1968. El 15 de agosto de 1990 se consagró al Señor en el Hogar de Nazaret. Vivió en el Hogar de la calle Osio, en Córdoba, hasta 1998, año en que fue destinado al Hogar de Quinindé (Ecuador). Allí, además del Hogar que dirigía, desarrolló una amplia labor pastoral, siendo coordinador del colegio e impartiendo catequesis y clases de Religión, entre otras funciones.

Tras casi seis años, en nuestra diócesis seguimos recordando al hermano Pedro, y sobre todo en su ciudad natal, donde precisamente en febrero de este año, en la Plaza de Jesús Nazareno, se descubrió una estatua por su memoria.

Hogar de Nazaret

La Familia Eclesial Hogar de Nazaret, es una Institución de vida consagrada, misionera,  que nace en la Iglesia con el deseo de ofrecer un camino de santidad y con una misión: la de atender desde los valores de la Sagrada Familia de Nazaret a niños y jóvenes en situación de riesgo ofreciéndoles un hogar con un ambiente lo más parecido a una familia, y trabajando con la pastoral familiar en general. La creación de hogares de acogida es la principal tarea del Hogar de Nazaret, hogares que desean ofrecer un ambiente familiar.

El trabajo, sencillo, cercano a la realidad de las personas que nos rodean, el proceso de educación con cada uno de los niños y jóvenes acogidos en los hogares, el deseo de llevar el Evangelio mediante el contacto directo con cada joven, matrimonio, niño o madre de familia, intentando tener siempre presente que el amor es la máxima de la educación.

Oración del Hermano Pedro Manuel Salado de Alba

Señor Dios nuestro,
por medio de la Santísima Virgen María,
concédenos imitar la sencillez y la entrega
de nuestro Hermano Pedro Manuel,
hasta dar la vida.

Que su ejemplo de caridad fraterna
y de generoso y humilde servicio
a los niños más pobres,
resplandezca en tu Iglesia
y sepamos responder como él a tu llamada.

Dígnate a glorificar a tu siervo Pedro Manuel,
alcanzándonos la gracia que te
pedimos por su intercesión
(PÍDASE LA GRACIA QUE SE DESEA ALCANZAR)

PADRE NUESTRO, AVE MARÍA Y GLORIA

Compartir artículo

Sigue informado en